Telemedicina: Salud al alcance de un clic

Creado en 09 Octubre 2012

Presentada en innumerables películas de ciencia ficción, la tesis de brindar asistencia médica a distancia es una realidad, pero no solo en países desarrollados; hoy, aquí en Guayana y más específicamente en el Vice Rectorado Puerto Ordaz de la Unexpo, el Centro de Ingeniería Biomédica pone al alcance de toda la sociedad el proyecto denominado Telemedicina.

 

¿Qué es la Telemedicina? No es más que una nueva técnica que interrelaciona los conocimientos médicos con las comunicaciones cibernéticas. O dicho de otra manera, permite a los galenos diagnosticar, tratar y vigilar la evolución de sus pacientes a través de un computador y plataformas web especializadas.

 

Desarrollos tecnológicos que han sido impulsados tanto en Estados Unidos, como Asia y Europa desde 1920, pasando por sus distintas fases evolutivas- el telégrafo en los años 20, la televisión en los 50, las conexiones microondas 60, los satélites 70 y las conocidas desde ese entonces como autopistas de la información, desde los años 80 hasta la actualidad.

 

No obstante, la genialidad de Latinoamérica no queda al margen. Tal es el caso de Venezuela, donde en el 2008 fue inaugurado por el Ejecutivo Nacional, en el estado Lara, el primer laboratorio telemático para la salud en el Hospital Antonio María Pineda.

 

Desde Guayana, y con mayor antelación, opera el Centro de Ingeniería Biomédica (CIB) de la Unexpo Puerto Ordaz, un rincón para la ciencia en el que los estudiantes tutelados por sus profesores conjugan dosis exactas de saber, pasión y amor por el prójimo, procurando siempre la mejoría de los aquejados a través de la inserción de las telecomunicaciones en la medicina.

 

Bajo la coordinación de la ingeniero Mabel Pardo, egresada de esta casa de estudios, el CIB está orientado a desarrollar proyectos de innovación tecnológica, cuyo fin último es optimizar estilos de vida.

 

 

El Centro de Ingeniería Biomédica es un lugar de descubrimientos y nuevas experiencias, donde se aborda con frecuencia el tema de la aplicabilidad de la tecnología; sea en el hogar, en los espacios de trabajo, en diagnósticos de salud ocupacional y muchos otros aspectos. Pero, si en este punto le dijéramos que el internet y las telecomunicaciones están más involucrados en estos elementos de la vida, de lo que cualquiera pensaría, ¿lo creería usted?.

 

La respuesta es ¡sí!, deberá creerlo; ya que es precisamente la medicina virtual el eje central del proyecto Telemedicina, adelantado actualmente por profesionales y estudiantes de ingeniería que hacen vida en el referido centro.

 

“La telemedicina es un concepto relativamente nuevo, se trata de poder diagnosticar pacientes, tratarles clínicamente, hacer seguimiento y control de su recuperación todo a través del internet. Además, monitorearlos por medio de equipos especializados y estándares de programación, que permiten al o a los médicos responsables saber minuto a minuto su estado o evolución.”, define Pardo.

 

Es decir, transferencia de datos, expresiones matemáticas y asombrosos avances tecnológicos que, sin discusión, tienen un cargado carácter humano como bien lo explica la profesional: “lo que para nosotros es un descubrimiento producto de experimentos e investigaciones, para el paciente beneficiado o su familia significa alivio, sanación, más tiempo junto a sus seres queridos, el retorno a su día a día”.

 

Una invaluable recuperación que legitima que la ciencia sin orientación humanística es solo ocio.

 

E-Health, Medicina Electrónica

La ingeniero Pardo profundizó en que el término Telemedicina es una arista de lo que se conoce hoy en día como Telesalud, que a su vez se desprende del concepto macro  E-Health, Medicina Electrónica.

 

 

 

La telemedicina implica la existencia de al menos un paciente y un médico tratante, que gracias al desarrollo de plataformas web pueden comunicarse para recetar la cura. No obstante, esta definición se amplía al incluir la interacción entre doctores, el flujo de datos administrativos, la formación a distancia de nuevos galenos, control sanitario, sumadas a otras más variadas; en estos escenarios se habla entonces de Telesalud.

 

Mientras que la Medicina Electrónica, es la más reciente denominación internacional para agrupar, además de las antes descritas, otras modalidades de salud virtual.

 

A continuación presentamos tres ejemplos, creados con información aportada por la docente, que permitirán discernir con mayor facilidad tales definiciones.

a)   Telemedicina. Un paciente con cardiopatías se encuentra de vacaciones en Santa Elena de Uairén, estado Bolívar. Mientras que su doctor reside en Zulia. El afectado presenta molestias y requiere de la autorización de su médico para ingerir algunas pastillas. Gracias a la creación de programas web, esta persona podría entablar una consulta a distancia y además podrá se monitoreado a través de equipos especializado.

b)   Telesalud. Un grupo de personas aparentemente resultó intoxicado por razones desconocidas en Puerto La Cruz, estado Anzoátegui. Los doctores de la localidad descartan que se trate de la ingesta de alimentos, factores ambientales o el contacto con animales contaminantes. Los síntomas son confusos y variados en algunos de los afectados. Con la utilización de programas de comunicación, los galenos podrán sostener interconsultas, incluyendo distintos especialistas, para determinar qué sucede y cómo manejarlo.

Igualmente la transmisión de datos demográficos, información de interés epidemiológico, así como también el intercambio de nuevos saberes y soluciones, entran en el renglón de telesalud.

c)   E-Health. Esta es la matriz contenedora de las anteriores y contempla además la categorización de software y hardwares en un contexto de globalización; es decir, busca establecer y reunir parámetros, terminologías y todo lo relacionado al tema de medicina web, para afinar su modelado como nueva ciencia.

 

Semillero de creativos y protagonistas

El Centro de Ingeniería Biomédica Unexpo VRPO, fundado hace 20 años por los profesores Miguel Leyton- actual Director Administrativo- y Wilfredo Fariñas- primer ingeniero biomédico del país-, opera con el apoyo de cuatro docentes de la especialidad de Electrónica. Mientras que la participación estudiantil responde a la rotación anual o semestral de jóvenes, que se integran bajo la figura de Ayudantías de Investigación.

 

Estos muchachos deben tener un promedio académico igual o mayor a 6.5 puntos (en escala al 9) para postularse, haber cursado materias relacionadas al área y “principalmente el interés de aprender y aportar nuevas ideas”, agrega la coordinadora.

 

Según explica la fuente, el mayor número de tareas ejecutadas en el laboratorio permite a los estudiantes seleccionar excelentes temas para sus Trabajos Especiales de Grado; exigencia académica ineludible para obtener el título de ingeniero. De esa manera, no solo trabajan por el centro, sino por ellos mismos.

 

“También hay una remuneración económica, no es muy alta pero si de gran utilidad para su gastos y necesidades. Por otro lado, cuentan con unas cómodas infraestructuras, computadoras, acceso a internet, un área de estudio calmada… tienen una serie de condiciones que les permite apoyarse para sobresalir en el resto de sus asignaturas, es una relación ganar-ganar”, esboza la docente, que durante su formación universitaria dio sus primeros pasos en el CIB.

 

Entonces, surge la obligatoria interrogante ¿Queda sólo en el campus lo aprendido? No. Estos ávidos jóvenes han logrado destacar en competencias nacionales, donde sus propuestas deben regirse por los siguientes principios: innovación, tecnología, impacto de utilización y carácter social.

 

El experimento más reciente, llamado “Espirómetro Digital”, fue presentado en un congreso hace un par de años. El invento consistió en un aparato capaz de medir la capacidad respiratoria del paciente y compararla, a su vez, con los estándares y medidas  preestablecidos por  doctores asesores expertos.

 

 

Ingeniosos desde el corazón

Finalmente y más allá de un laboratorio donde surgen importantes obras, la aprobación de asignaturas o la presentación de trabajos de grado, está presente el firme propósito de formar profesionales con un desarrollado sentido humanitario por parte de los docentes guías del Centro de Ingeniería Biomédica.

 

Su corazón está puesto en Guayana y en la patria, expresan. Cambiar vidas genera en estos investigadores tal gratificación, que no habría posible canje o precio para negociarle. Es la formación unexpista, una facultad de ingeniería, donde la responsabilidad social va implícita en cada línea de su pensum.

Prensa Unexpo/CNP: 19.913

 

 

1413837
Hoy
Ayer
Esta Semana
Este mes
Total
1019
751
3433
22207
1413837
Hoy es 23 de Noviembre, 2017
Previous Next
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Presentan anteproyectos del Doctorado en Ciencias de la Ingeniería   La segunda cohorte del Doctorado en Ciencias de la Ingeniería, coordinado por la... Leer mas
DIP felicita a médico venezolano     La Dirección de Investigación y Postgrado (DIP) de la Universidad Nacional... Leer mas
20 años de Universidad, Ciencia y Tecnología     Dos décadas de logros y consolidación. De prestigio ganado pulso a pulso, con el... Leer mas
XV Jornadas de Investigación   Quince años brindando un espacio óptimo para para hablar, mostrar y proyectar trabajos... Leer mas
Cátedra UNEXPO-SIDOR   En el marco del Convenio UNEXPO-SIDOR, la Dirección de Investigación y Postgrado de la... Leer mas